La Catástrofe juvenil y familiar del Bachillerato

La Catástrofe juvenil y familiar del Bachillerato

(Milenio, Agosto 2015)

Según los resultados de la prueba PLANEA (Plan Nacional para las Evaluaciones de los Aprendizajes), hecha por primera vez el año pasado en sustitución de ENLACE, la mitad de los alumnos que terminan el bachillerato solo pueden pueden efectuar operaciones básicas con números enteros. 4 de cada 10 alumnos no pueden obtener y comentar la información básica contenida en lo que leen.

En matemáticas, solo 2 de cada 10 (18.8 por ciento) pueden resolver problemas planteando ecuaciones, saben extraer información de tablas o gráficas y realizan cálculos con razones y proporciones. De todos los estudiantes evaluados solo 6.4 por ciento obtuvo el nivel deseable en este aspecto: leer e interpretar gráficas, evaluar el entorno e integrar los datos mediante procedimientos matemáticos para contrastarlos con situaciones reales.

En comprensión de lectura, solo 4 de cada 10 alumnos (36 por ciento) saben reconocer el tema central de lo leído, relacionar información explicita e implícita en los textos y elaborar conclusiones.

Estos bajos resultados repercutirán en el largo plazo profesional y familiar de estos jóvenes bachilleres bajo la forma de malos empleos, bajos salarios y esperanzas defraudadas.